sábado, 13 de febrero de 2016

El Joven Wiston

Autor: Jorge Elias
El joven Winston (Young Wiston) es una película de 1972 basada en los primeros años del futuro Primer ministro del Reino Unido Winston Churchill. El film está basado en el libro My Early Life: A Roving Commission de Winston Churchill que incluye su servicio en el Sudán, sus experiencias como corresponsal de guerra en la Segunda Guerra Boer y su elección para el Parlamento con tan sólo 26 años.

Churchill fue interpretado por Simon Ward, que era relativamente desconocido hasta hacer el papel. También estaban en el reparto Robert Shaw (como Lord Randolph Churchill), John Mills (como Lord Kitchener), Anthony Hopkins (como David Lloyd George) y Anne Bancroft. Otros actores incluidos en el reparto eran Patrick Magee, Robert Hardy, Ian Holm, Edward Woodward y Jack Hawkins.

El film fue escrito y producido por Carl Foreman y dirigido por Richard Attenborough. Estuvo nominado a los Óscar para el mejor guión adaptado, mejor dirección artística y mejor vestuario.

Las siguientes armas fueron empleadas en esta película:

1. Revolver Webley  Army
Young Winston-WG-3.jpg
El revólver Webley ha sido, en varios modelos, la pistola de servicio estándar de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, del Imperio Británico y de los países de la Commonwealth desde 1887 hasta 1963. El Webley es un revólver de apertura vertical con extracción automática; la apertura de este para recargarlo acciona el extractor, que retira los casquillos disparados del tambor. El revólver de servicio Webley Mk I fue adoptado en 1887, pero fue una versión posterior de este, el Mk IV, que se hizo conocido durante la Guerra de los Boers (1899-1902). El Mk VI, introducido en 1915 durante la Primera Guerra Mundial, es quizás el modelo más conocido. Los Webley se encuentran entre los más potentes revólveres de apertura vertical producidos, disparando el cartucho .455 Webley. Aunque el revólver Webley calibre .455 ya no se encuentra en servicio militar, el revólver Webley .38/200 Mk IV aún es empleado como arma policial en un buen número de países. 
La compañía británica Webley and Scott (P. Webley & Son antes de fusionarse con W & C Scott) produjo una gama de revólveres desde finales del siglo XIX hasta finales del siglo XX. Los primeros modelos, tales como el Webley-Green militar 1879 y el Webley-Pryse fueron fabricados durante la década de 1870. 
Los revólveres más conocidos son los de la gama militar, que fueron empleados en ambas Guerras Mundiales y números conflictos coloniales, pero Webley & Scott también produjo un buen número de revólveres con marco fijo y cañón corto, incluyendo el modelo Webley RIC (Royal Irish Constabulary) y el British Bulldog, diseñado para llevarse en un bolsillo del chaleco y ser empleado en defensa personal. 
En 1887, el Ejército Británico estaba buscando un revólver para reemplazar a los muy poco fiables revólveres Enfield Mk I y Mk II, así que Webley & Scott, que para entonces ya eran conocidos como fabricantes de armas de calidad y que habían vendido varias pistolas tanto a oficiales militares como civiles, ofrecieron su Revólver Auto-Extractor Webley calibre .455 para ser probado. Los militares quedaron sumamente impresionados con el revólver siendo adoptado el 8 de noviembre de 1887 como "Pistola, Webley, Mk I". El contrato inicial estipulaba 10000 revólveres Webley, al precio de 3£ la unidad y el suministro de al menos 2000 revólveres dentro de ocho meses. 
El revólver Webley sufrió una serie de cambios, que culminaron en el modelo Mk VI, que fue producido entre 1915 y 1923, siendo retirado en 1947, aunque el Webley Mk IV .38/200 quedó en servicio hasta 1963 junto al revólver Enfield No. 2 Mk I. Versiones comerciales de todos los revólveres de servicio Webley también fueron ofrecidas al mercado civil, al lado de un buen número de diseños similares (como el Webley-Government y el Webley-Wilkinson) que no fueron oficialmente adoptados para servicio, pero fueron comprados individualmente por oficiales militares. 
El modelo Mk VI es similar al Mk V, pero con una empuñadura cuadrada estilo "target" (al contrario del estilo "pico de pájaro" de los primeros modelos) y un cañón de 150 mm (6 pulgadas). Oficialmente adoptado el 24 de mayo de 1915 y también fabricado por la RSAF Enfield bajo la denominación de Revólver Webley, No. 1 Mk VI desde 1921 a 1926.
Especificaciones: 
Tipo revólver 
Origen Reino Unido 
En servicio 1887 – 1963 
Diseñada 1887 
Fabricante Webley & Scott, RSAF Enfield 
Producida 1887 - 1923 
Cantidad aprox. 125000 
Peso 1,1 kg, descargado 
Longitud 286 mm 
Munición .455 Webley Mk II (11,5 x 19 R) 
Calibre 11,5 mm 
Sistema de disparo Doble acción 
Cadencia de tiro 20-30 balas por minuto 
Alcance efectivo 46 metros; máximo: 274 metros 
Cargador Tambor de 6 balas 
Velocidad máxima 190 m/s.

2. Revolver Webley Bulldog
El Webley fue un revólver británico. Aunque hoy en día ya sólo es un arma de coleccionista, el Webley ha sido, en varios modelos, el arma auxiliar estándar de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, del Imperio Británico y de los países de la Commonwealth desde 1887 hasta 1963. El Webley es un revólver de apertura vertical con extracción automática; la apertura de este para recargarlo acciona el extractor, que retira los casquillos disparados del tambor. El revólver de servicio Webley Mk I fue adoptado en 1887, pero fue una versión posterior de este, el Mk IV, que se hizo conocido durante la Guerras de los Bóers (1899-1902). El Mk VI, introducido en 1915 durante la Primera Guerra Mundial, es quizás el modelo más conocido. Los revólveres de servicio Webley se encuentran entre los más potentes revólveres de apertura vertical producidos, disparando el cartucho .455 Webley. Aunque el revólver Webley calibre .455 ya no se encuentra en servicio militar, el revólver Webley .38/200 Mk IV aún es empleado como arma policial en un buen número de países.
Los revólveres de la serie British Bulldog fueron de un diseño sumamente exitoso, con marco sólido, un cañón de 64 mm (2,5 pulgadas) y calibrados para una amplia variedad de calibres gruesos, incluyendo el .442 Webley y el .450 Adams. Fueron diseñados para ser llevados en el bolsillo del chaleco o guardados en el cajón de una mesa de noche y un gran número de ellos han llegado hasta nuestros días en buen estado, debido a su poco uso. Numerosas copias de este diseño fueron fabricadas en Francia y Bélgica (especialmente en esta última) a finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, siendo bastante populares hasta la Segunda Guerra Mundial. 
Hoy son buscados como piezas de colección, debido a que la munición que emplean (en la mayoría de casos) ya no se fabrica. Tiene características similares al Mk V que es a su vez semejante al Mk IV, pero con un tambor con 3 mm (0,12 pulgadas) más de ancho para permitir el uso de cartuchos con carga a base de nitrocelulosa. Oficialmente adoptado el 9 de diciembre de 1913, con un cañón de 100 mm (4 pulgadas), aunque algunos modelos producidos en 1915 tenían cañones de 130 mm (5 pulgadas) y 150 mm (6 pulgadas).

3. Pistola Mauser C96
Young Winston-C96-2.jpg
La Mauser C96 fue una pistola semiautomática que conoció un amplio uso. Fue producida desde 1896 hasta 1936 en Alemania, así como de forma modificada - bajo licencia o sin ella - en otros países tales como España y especialmente China.
El desarrollo de la C-96 comenzó entre 1893 y 1894. La mayor parte de estos trabajos fue realizado por los hermanos Federle, que trabajaban para la empresa Mauser en aquella época. El diseño final apareció a principios de 1895 y había sido patentado por Paul Mauser. La producción comenzó en 1896. La C-96 había sido ofrecida al ejército alemán pero en aquel momento fue rechazado. Esta arma se uso por primera vez en acciones de guerra durante la Guerra Bóer en Sudáfrica (1899-1902).
Las principales características que distinguen a la C-96 son el cargador interno situado delante del gatillo, el largo cañón, el culatín de madera que a la vez le sirve de funda y el mango con forma del cabo de una escoba, que le hizo ganarse el apodo de "Broomhandle" (mango de escoba) en los países angloparlantes. La Mauser C-96 puede considerarse una de las primeras armas para defensa personal, ya que su largo cañón y potente cartucho le otorgaban un mayor alcance y mejor capacidad de penetracion que la mayoría de pistolas de la época.
Existen diversas variantes, que incluyen a la "Bolo-Mauser" (por Bolshevik Mauser) calibre 7,63x25mm Mauser con cañón corto (99 mm) y mango pequeño (llamada así por los grandes pedidos del gobierno bolchevique de la URSS durante los años 20, cuando los fabricantes alemanes de armas tenían que atenerse a la restricción del Tratado de Versalles sobre la longitud del cañón), las variantes con cargadores extraíbles cuya capacidad fluctúa entre los 6 y 40 cartuchos y modelos como la pistola automática M712 Schnellfeuer (fuego rápido, en alemán) de 1932, capaz de disparar ráfagas. Todas las versiones fueron construídas para emplear un culatín desmontable de madera, que a la vez les sirve de funda. También fue fabricado un pequeño número de modelos carabina con culata de madera, guardamano de madera y un cañón más largo.
El C-96 tomó su forma final en 1912, cuando se adoptó un nuevo tipo de seguro (marcado NS -"Neue Sicherung"), junto con un extractor más corto y un más amplio y ligero martillo. En 1915, durante la I GM el Ejército Imperial Alemán encargó a la Mauser un lote de 150.000 pistolas C-96 recalibradas para el cartucho 9 × 19. Esta variante fue llamada "Red 9", por el gran número grabado y pintado en rojo sobre las cachas para que los usuarios de la pistola no la cargaran por error con cartuchos 7,63 x 25 Mauser.
En el 1931-32 los ingenieros de Mauser desarrollaron dos versiones más recientes de la C-96 - modelos 711 y 712. La diferencia principal de estos modelos fue la adopción de cargadores extraibles para 10 o 20 cartuchos. El modelo 712 también incluía un mecanismo selector de modo fuego con el selector en el lado izquierdo tiro a tiro y rafaga con una cadencia de 1.000 d.p.m. Estas armas fueron utilizadas en cantidades limitadas por el Ejército Alemán en la II GM.
En España, se fabricó como Astra Modelo 900, una copia de la C96 manufacturada por Unceta y Cª en diversos submodelos, entre 1927 y 1936. También, la empresa Beistegui Hermanos la fabricó como Royal para la exportación y MM31 y MM34 (Modelo Militar) para concursos de adquisición nacionales en los calibres 7,63 x 25 Mauser, 9 mm Largo y .38 Super.
La C-96 fue originalmente calibrada para el cartucho 7,63x25mm Mauser, pero varias fueron producidas en calibre 9 × 19 y 9 mm Mauser Export (9 × 25), un cartucho más potente que el 9 mm Parabellum. Las versiones en calibre .45 ACP fueron producidas por China en el arsenal de Shansei en 1929. También se fabricaron cantidades limitadas de pistolas C-96 calibradas para cartuchos como el 7,65 × 25 Borchardt, 9 mm Mauser, 7,65 × 22 Parabellum, 9 mm Largo ( Bergmann ) y 8,15 mm Mauser.
La C-96 fue vendida en todo el mundo. Era el arma predilecta de Winston Churchill, que utilizó una de ellas en la Batalla de Omdurmán y la Guerra de los Boers. Estas pistolas sirvieron en diversos conflictos coloniales.
A pesar de la fama y popularidad de esta pistola a nivel mundial, el único país en donde la C-96 fue la principal pistola de su Ejército y Policía fue la República de China. Hoy la Mauser C-96 es una popular pistola entre los coleccionistas; varias de ellas han entrando en el mercado civil de armas tras ser exportadas desde China.
Especificaciones:
Tipo: pistola semiautomática 
Origen: Alemania
En servicio: 1896-presente 
Diseñada: 1895 
Fabricante: Mauser 
Producida 1896-1936 
Peso: 1.250 g , descargada 
Longitud: 288 mm 
Longitud del cañón: 140 mm 
Munición: 7,63 × 25 Mauser - 9 × 19 - 9 mm Mauser Export - 11,43 × 23 (China) 
Calibre: 7,63 mm - 9 mm - 11,43 mm 
Sistema de disparo: recarga accionada por retroceso 
Alcance efectivo: 200 m 
Cargador: interno o extraíble, de 6, 10 o 20 cartuchos; también se fabricaron cargadores extraíbles de 40 cartuchos.

4. Fusil Martini-Henry
Los Martini-Henry fueron una serie de fusiles británicos producidos entre 1871 y 1889. Concebidos para reemplazar a los antiguos fusiles Enfield (1853) y Snider (1866), los Martini-Henry permitían una retrocarga más rápida mediante un mecanismo de acción de palanca con el que se expulsaba la vaina metálica de un cartucho disparado antes de recargar el cartucho siguiente. Los cuatro modelos de Martini-Henry fueron el Mark I (1871), el Mark II (1875), el Mark III (1879) y el Mark IV (1888). El último modelo en ser producido, el Mark IV, dejó de estar en servicio oficial desde 1888 y su fabricación en serie cesó en 1889. Aun así el ejército británico todavía hizo uso de estos fusiles hasta la Primera Guerra Mundial e incluso algunos ejemplares continuaron en uso en el seno de tribus afganas durante la Guerra de Afganistán.
Especificaciones:
Tipo Fusil de cerrojo levadizo
Origen  Reino Unido
En servicio 1871 – 1888
Operador Ejército británico
Producido 1871 - 1891
Cantidad 500.000 - 1.000.000 aproximadamente
Peso 3,82 kg
Longitud 1,24 m
Munición .557/450 Martini-Henry (11,43 x 60 R)
Calibre 11,43 mm
Sistema de disparo Cerrojo levadizo
Cadencia de tiro 12 disparos/minuto
Alcance efectivo 370 m. 

5. Fusil Lee-Enfield
El Lee-Enfield fue el fusil de cerrojo, alimentado por cargador, estándar en el Ejército Británico desde 1895 hasta 1956. Siendo el arma en servicio durante la primera mitad del siglo XX, ha sido utilizado en ambas guerras mundiales y además por miembros de la Commonwealth, incluyendo la India, Australia y Canadá. Dispara cartuchos del calibre .303 desde un cargador extraíble con capacidad para diez balas, que se rellenaba utilizando peines de cinco proyectiles, y tuvo una producción total estimada, incluyendo todas las variantes, de unos 17 millones de unidades.
El fusil Lee-Enfield era un derivado del anterior Lee-Metford, un fusil mecánicamente similar que usaba cartuchos de pólvora negra y combinaba el sistema de cerrojo de James Paris Lee con el cañón de ánima rayada diseñado por William Ellis Metford. El sistema de acción del Lee era un avance importante, más rápido y sencillo que el sistema de cerrojo de Mauser. Debido al sistema de cerrojo rápido, la introducción de los fusiles semiautomáticos se retrasó considerablemente.
El cerrojo rápido y el cargador de gran capacidad (diez proyectiles, frente los cinco que tenía la mayoría de los fusiles basados en el diseño Mauser) permitía que un tirador experto pudiera disparar entre 15 y 30 veces en un minuto, haciendo del Lee-Enfield el fusil de cerrojo más rápido de su época.
El Lee-Enfield apareció en noviembre de 1895 como .303 calibre, Rifle, Magazine, Lee-Enfield (fusil, cargador, calibre .303, Lee-Enfield) o más comúnmente Magazine, Lee-Enfield o MLE. Al año siguiente se introdujo el Lee-Enfield Calvary Carbine Mk I (carabina de Caballería Lee-Enfield Modelo I) o LEC, con un cañón de 538 mm frente los 767 mm de la versión larga. Ambos recibieron series de pequeñas modificaciones en 1899, creándose el Mk I.
La necesidad de nuevos fusiles crecía a finales de los años 1930, y el Rifle No. 4 Mk I fue adoptado en 1939, aunque su producción a gran escala no comenzó hasta 1941. El 4 era similar al Mk VI, pero más ligero y resistente. Con el sistema de cañón flotante, el n.º 4 se convirtió en el fusil de francotirador de las fuerzas británicas, utilizando una mira telescópica de 3,5 aumentos. Denominado No. 4 Mk I (T), fue recalibrado para el cartucho 7,62 x 51 OTAN y continuó en servicio hasta comienzos de los años 1990 como fusil de francotirador L42A1.
Durante la II Guerra Mundial, el Fusil n.º 4 fue simplificado para su producción en masa con la creación del No. 4 Mk I, que fue fabricado en Norteamérica. Posteriormente, se necesitó un fusil más corto y menos pesado para las junglas de Asia, desarrollándose el Rifle No. 5 Mk I, conocido como carabina de la jungla. Tenía un supresor de fogonazo característico, y pesaba casi un kilogramo menos. Sin embargo, tenía mucho retroceso y no fue popular entre las tropas.
El Lee-Enfield fue reemplazado finalmente por el L1A1 SLR, un derivado del FN FAL en 1955, aunque el fusil se mantuvo algunos años más como arma de entrenamiento.
Un total de 14 millones aproximadamente de Lee-Enfields se habían fabricado en varias factorías de distintos continentes cuando se cortó la producción en 1956. Sin embargo, se continuó fabricando hasta los años 1980 en la fábrica Ishapore de la India y en la factoría BSA de Shirley, en Birmingham. Los Lee-Enfield se siguen utilizando en las fuerzas de reserva y las fuerzas policiales de muchos países de la Commonwealth, particularmente la India y el Canadá. 

6. Fusil Mauser 98
El Mauser 98 es un fusil alemán diseñado por Paul Mauser en 1898 y rápidamente adoptado por el ejército alemán, que lo utilizó en la Primera Guerra Mundial. También llamado Gewehr 98, utiliza la munición 7,92 x 57 y tiene capacidad para 5 disparos. 
El fusil Mauser 98 es considerado el mejor fusil de cerrojo de la historia (debido a su diseño y precisión). Sin embargo, el diseño del Mauser heredó una mala característica de sus antecesores, y ésta es la longitud total del arma (125 cm y 160 cm con la bayoneta calada), lo cual lo convierte en un obstáculo para la guerra dinámica o para la guerra en lugares estrechos (guerra de trincheras). El diseño del Mauser 98 fue modificado, principalmente para crear un fusil más corto. De allí nacieron varios prototipos que llevaban por dentro al Mauser 98, como el fusil utilizado por la propia Alemania durante la Segunda Guerra Mundial: el Mauser 98k. Aunque el Mauser 98 es un fusil muy bien diseñado, se trata de un arma de cerrojo de recarga manual, por lo que era más lento de disparar comparado, por ejemplo, con el M1 Garand estadounidense. No obstante, la calidad y precisión hacían que este fusil superase a los semiautomáticos. De hecho, cuando en 1943 se empezaron a distribuir los primeros G43 (Gewehr 43), los soldados alemanes preferían conservar sus viejos Mauser Kar 98k, aduciendo falta de fiabilidad o de precisión de los nuevos fusiles. Lo cierto es que ningún otro fusil semiautomático de la época podía impactar a un blanco a 1,4 km y ninguno podía soportar tantas inclemencias como el Mauser 98k. 
Especificaciones:
Tipo Fusil de cerrojo
Origen Imperio alemán
En servicio 1898 - 1945
Diseñada 1898
Fabricante Mauser
Producida 1898 - 1943
Peso entre 3,7 y 4,1 kg
Longitud 125 m
Longitud del cañón 600 mm
Munición 7,92 x 57
Calibre 7,92 mm
Sistema de disparo Cerrojo accionado manualmente
Alcance efectivo 1.400 m
Cargador Interno fijo, alimentado con un peine de 5 cartuchos
Velocidad máxima 760 m/s

7. Mosquete Jezail
Young Winston-Jezail-1.jpg
El jezail era un arma larga de avancarga, simple, rentable y con frecuencia hecha a mano, utilizada en el pasado en la India británica, el Asia Central y en partes del Medio Oriente. Los jezailes eran por lo general armas hechas artesanalmente y en consecuencia variaban en su construcción. Los jezailes fueron vistos como armas muy personales, y a diferencia de las típicas armas de guerra de la época, que eran muy simples y utilitarias, los jezailes solían ser bien diseñados y por lo general estaban artísticamente decorados.
Los jezailes solían tener cañones muy largos. Este tipo de armas largas no eran comunes en Europa, y sólo se podrían comparar a los fusiles de avancarga estadounidenses como el Fusil Kentucky. Sin embargo, los fusiles estadounidenses fueron utilizados para la caza y tendían a ser de un calibre más pequeño (de 8 a 11 mm). Los jezailes se diseñaron generalmente para uso militar y por lo tanto tendían a ser de calibres más grandes que los fusiles estadounidenses, con calibres de 12 a 19 mm y aun mayores. Los calibres más grandes fueron posibles porque la gran longitud del cañón del jezail típico significaba que era un arma más pesada que los mosquetes típicos de la época. Los jezailes normalmente pesaban alrededor de 5,44 a 6,35 kg, en comparación con los 4,08 a 4,53 kg de un mosquete típico. El elevado peso del jezail le permitía absorber más fuerza del disparo, haciendo que el tirador sintiera menos retroceso. Muchos jezailes eran armas de ánima lisa, pero algunos tenían ánima rayada. El estriado, combinado con la gran longitud del cañón hizo que estas armas fueran muy precisas para su tiempo.
El mecanismo de disparo era típicamente una llave de mecha o una de pedernal. Dado que los mecanismos de pedernal son complejos y difíciles de fabricar, muchos jezailes utilizaban las llaves de mosquetes Brown Bess robados o rotos. El alcance típico de un jezail es de alrededor de 250 metros. A menudo eran disparados usando un soporte bifurcado o un bípode.
Las culatas eran hechas a mano y estaban ricamente decoradas, con una curva característica que no se ve en las culatas de otros mosquetes. La función de esta curva se debate. Algunos dicen que es de naturaleza meramente decorativa. Otros dicen que la curva de las culatas permitió que se escondiera bajo el brazo y se sostuviera fuertemente contra el cuerpo, en lugar de ser sostenida en el hombro como un mosquete o fusil típico. El argumento en contra de este método de disparo es que la chispa estaría peligrosamente cerca de la cara y el arma sería difícil de apuntar. Es más probable que el fusil sólo se escondiera bajo el brazo, mientras se montaba a caballo o en camello. También, se ha señalado que el arma era disparada agarrando la culata cerca del gatillo, como una pistola, mientras que la parte curvada permanece escondida bajo el antebrazo del tirador, permitiendo al usuario que el fusil se disparara con una mano mientras se estaba montando.

8. Ametralladora Maxim
La ametralladora Maxim fue la primera ametralladora automática portátil. La inventó el nacionalizado británico nacido en Estados Unidos Sir Hiram Stevens Maxim, en 1884. El mecanismo de la ametralladora Maxim utiliza la energía del retroceso para eyectar cada casquillo disparado e insertar un nuevo cartucho. Esta característica las hacía mucho más eficiente y menos dependiente de acciones manuales que las ametralladoras previas como la Gatling y la Gardner, que estaban diseñadas sobre principios completamente distintos, utilizando manivelas y sistemas de múltiples cañones.
Los ensayos demostraron que la Maxim podía disparar 600 balas por minuto, lo que era equivalente al poder de fuego de unos 30 fusiles de cerrojo contemporáneos. Comparada con las ametralladoras modernas, la Maxim era pesada, voluminosa y complicada, haciendo falta varios hombres para moverla o modificar su posición. Si bien solo una persona era necesaria para disparar la ametralladora, normalmente era operada por un pequeño equipo de personas. El sistema de refrigeración del arma requería el constante suministro de agua para poder continuar disparando en forma ininterrumpida.
Maxim fundó la Maxim Gun Company, financiada principalmente por Albert Vickers, hijo del empresario siderúrgico Edward Vickers. Se puede hallar una placa en la fábrica donde Maxim inventó y produjo su ametralladora, situada en la intersección de Hatton Garden con Clerkenwell Road. Albert Vickers se convirtió en el gerente de la compañía. Esta se unió más tarde con el competidor sueco T. Nordenfelt, dando origen a la Maxim-Nordenfelt. El directorio postal de las empresas de Londres de 1895, indica en la página 1579 que la oficina de la Maxim-Nordenfelt Guns and Ammunition Company Limited se hallaba situada en el número 32 de Victoria Street SW (Londres).
Finalmente la compañía fue absorbida por la Vickers, dando lugar a la aparición de la ametralladora Maxim-Vickers y luego, tras el rediseño por parte de Vickers, de la ametralladora Vickers.
Las primeras patentes de Maxim relacionadas con el desarrollo de la ametralladora fueron registradas en junio y julio de 1883. El primer prototipo fue mostrado a un grupo de invitados en octubre de 1884. La primera unidad del mundo en emplear la ametralladora Maxim fue la Singapore Volunteer Corps, en 1889. Esta era una unidad de defensa civil voluntaria de la colonia británica en aquel entonces, ahora un país independiente.
El primer empleo de la ametralladora Maxim por las fuerzas coloniales británicas tuvo lugar durante la Primera Guerra Matabele, en 1893-1894. En un combate, 50 soldados mantuvieron a raya 5.000 guerreros con solo cuatro ametralladoras Maxim. La ametralladora jugó un importante papel en la veloz colonización europea del África a fines del siglo XIX. Su extrema letalidad fue empleada con devastadores efectos contra las obsoletas tácticas de ataque frontal, especialmente cuando los nativos presentaban combate en campo abierto.

9. Fusil Tokarev SVT-40
Young Winston-Rifles WW2.jpg

El SVT-40 (Samozaryadnaya Vintovka Tokareva Obrazets 1940; que significa Fusil Semiautomático Tokarev Modelo 1940) es un fusil semiautomático que entró en servicio durante la Segunda Guerra Mundial. El diseño del fusil se remonta a inicios de los años 30, cuando Fedor Tokarev renuncia a diseñar un fusil semiautomático accionado por retroceso y se concentra en el sistema accionado por gases. Stalin tenía un gran interés en los fusiles semiautomáticos, así que en 1935 convoca un concurso de diseños del cual saldrá ganador el fusil diseñado por Sergei Gavrilovich Simonov, que será adoptado al año siguiente con la denominación de AVS36. Los problemas del AVS empezaron a manifestarse rápidamente, por lo cual se convocó otro concurso de diseños en el cual participaron Tokarev y Simonov con sus respectivos diseños mejorados. Esta vez el fusil de Tokarev fue el ganador. Este fue aprobado para producción bajo la denominación de SVT-38 y se esperaba que fuese el nuevo fusil estándar del Ejército Rojo. Se hicieron ambiciosos planes de producción, previstiendo unos dos millones de fusiles al año para 1943. La producción empezó en Tula en 1939.5
El SVT-38 era un fusil accionado por gas, con un pistón de retroceso corto situado sobre el cañón y un cerrojo oscilante,1 siendo el pionero de esta configuración ampliamente utilizada. Hay cierto debate sobre quién fue exactamente el primero en idear este sistema de operación, ya que el sistema del SVT es considerablemente parecido a los diseños contemporáneos de Dieudonne Saive. Este diseñaría más tarde el fusil FN FAL, que emplea el mismo sistema de operación del SVT.
El SVT-38 era un fusil sumamente diferente a los estándares soviéticos y rusos de su época. Las armas soviéticas eran generalmente de una construcción y robustez extrema, diseñadas para ser usadas por soldados escasamente entrenados y a veces pesimamente equipados. Al contrario, el SVT-38 había sido diseñado para ser ligero tanto en su culata, como en su cajón de mecanismos y sistema de operación. Su sistema accionado por gases era complejo para los estándares soviéticos y poco resistente al uso de munición corrosiva sin tener que limpiarlo frecuentemente.
El SVT-38 estaba equipado con una bayoneta y un cargador extraible de 10 cartuchos. El cajón de mecanismos tenía la parte superior abierta, lo cual permitía recargar el cargador con los peines de 5 cartuchos del fusil Mosin-Nagant. Normalmente, cada fusil venía con tres cargadores. Eran características sumamente avanzadas para su época el regulador de gases, el freno de boca y los rieles para montar miras telescópicas tallados en el cajón de mecanismos. La versión para francotirador tiene una hendidura extra para instalar la montura de una mira telescópica modelo 3,5X PU, que es ligeramente más corta que la mira telescópica empleada en las versiones de francotirador del Mosin-Nagant.
El SVT-38 tuvo su bautismo de fuego durante la Guerra de Invierno. La reacción inicial de la tropa ante el nuevo fusil fue negativa. Les parecía demasiado largo y voluminoso, difícil de mantener y los cargadores solían caerse solos. Algunos de estos problemas pueden atribuirse al poco entrenamiento y a un incorrecto mantenimiento, pero otros eran obviamente fallas de diseño. La producción del SVT-38 cesó en abril de 1940, luego de haberse fabricado unos 150 000 ejemplares. Al mismo tiempo, una versión mejorada denominada SVT-40 entró en producción. Este era un diseño más ligero y refinado, que incorporaba un sistema sujeta-cargadores mejorado. El guardamano y la culata eran de una sola pieza y la baqueta estaba almacenada bajo el cañón. Otros cambios se hicieron para simplificar su producción. Esta comenzó en julio de 1940 en Tula, siendo más tarde continuada en las fábricas de Ishevsk y Kovrov. Conjuntamente, se descontinuó la producción del fusil Mosin-Nagant M91/30. Como estas fábricas ya tenían experiencia tras fabricar el SVT-38, la producción aumentó rápidamente y se estima que se fabricaron unos 70 000 fusiles SVT-40 ese mismo año.
Al iniciarse la invasión alemana en 1941, el SVT-40 estaba ampliamente distribuido en el Ejército Rojo. En la Lista de Organización y Pertrechos de una división soviética, supuestamente un tercio de los fusiles eran SVT-40, aunque en la práctica rara vez se alcanzaba semejante estándar. Los primeros meses de guerra fueron desastrosos para la Unión Soviética, perdiéndose cientos de miles de estos fusiles. Para recuperar esta enorme cantidad de armas perdidas, se reintrodujo la producción del fusil Mosin-Nagant M91/30. Al contrario, el SVT-40 era más difícil de producir y las tropas poco entrenadas tenían problemas para darle un adecuado mantenimiento. Además, los subfusiles como el PPSh-41 habían demostrado su valor como armas simples y baratas, pero efectivas a la hora de aumentar el poder de fuego de la infantería. Esto condujo a una reducción gradual de la producción del SVT-40. A pesar de esto, los soldados alemanes preferían usar este fusil semiautomático cuando lo capturaban, en lugar de sus poco fiables fusiles semiautomáticos. En 1941 se produjeron más de un millón de fusiles SVT-40, pero en 1942 se le ordenó al arsenal de Ishevsk que cesara la producción del SVT-40 y retomara la del Mosin-Nagant M91/30. Solo se fabricaron 246 000 fusiles SVT-40 en 1942 y la producción continuó disminuyendo hasta que se ordenó su cese total en 1945. La producción total del SVT-38/40 fue probablemente de unos 1,6 millones de fusiles, de los cuales 55,000 fueron la versión de francotirador del SVT-40.
En combate, se observó que el SVT-40 padecía de dispersión vertical del disparo. Esto es inaceptable para un fusil de francotirador, motivo por el cual en 1942 fue cancelada la producción de la versión de francotirador del SVT-40.1 Igualmente, el tallado de rieles para monturas de miras telescópicas fue descontinuado en los fusiles estándar. Otros cambios de producción incluían un freno de boca con diseño más simple. Para cubrir la escasez de ametralladoras en el Ejército Rojo, en 1943 fue producida una versión con opción de fuego automático denominada AVT-40. Exteriormente era similar al SVT, pero su seguro actuaba al mismo tiempo como un selector. Parece que fue diseñado un cargador de 15 o 20 cartuchos para usarse con el AVT, pero es un dato aún sin confirmar debido a la falta de ejemplares. El AVT tenía una culata ligeramente más corta que el SVT, razón por la cual se usaron culatas sobrantes de AVT para hacer fusiles SVT con ellas. El AVT demostró ser una decepción en combate: el fuego automático era casi imposible de controlar y los fusiles solían romperse debido al redoblado esfuerzo que soportaban. Por lo tanto se prohibió el uso del modo automático en el AVT y su producción fue relativamente breve. Una versión carabina fue diseñada en 1940 y probablemente producida en pequeña cantidad, pero nuevamente es un dato bastante disputado. Como modificación de campo, los fusiles SVT-40 estándar eran a veces transformados en carabinas, con diversos grados de éxito y calidad de mano de obra. Se desarrolló un prototipo recalibrado para el cartucho corto 7,62 x 39 M1943, pero no fue aprobado para producción. 

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.org y blog Armas y Cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario