sábado, 13 de febrero de 2016

El puente de espias

Autor: Jorge Elias
Bridge of Spies (El puente de los espías o Puente de espías) es una película dramática de 2015, dirigida por Steven Spielberg y escrita por Matt Charman, Joel Cohen e Ethan Cohen. La película está protagonizada por Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan y Alan Alda. 

La película está basada en la detención del espía ruso Rudolf Abel en 1957 y el denominado Incidente del U-2, ocurrido el primero de mayo de 1960, durante la Guerra Fría. Touchstone Pictures estrenó la película en Estados Unidos el 16 de octubre de 2015 y 20th Century Fox la distribuye en el resto del mundo.

Sinopsis: La película narra los hechos sucedidos en 1957 en Norteamérica de la detención del espía ruso Rudolf Abel y su enjuiciamiento, cuya defensa se encargó al abogado James B. Donovan y también el posterior Incidente del U-2, ocurrido en 1960, en el que un avión norteamericano cayó derribado en la Unión Soviética, en plena Guerra Fría. 

A Donovan se le encomendó negociar el intercambio de Francis Gary Powers, el piloto del avión norteamericano derribado, por Rudolf Abel.


Las siguientes armas fueron empleadas en esta película:

1. Revolver Smith & Wesson M&P 
El calibre .38 Special fue creado por Smith & Wesson en 1902 y es uno de los calibres más exitosos para pistola que se hayan producido. Más de un siglo después de su creación todavía sigue siendo popular, aunque ahora para autodefensa y tiro deportivo o recreativo. Son más numerosos los modelos de revólver que usan este calibre, si bien existen algunos modelos de pistola semiautomática que lo utilizan. Este calibre fue el más común para los revólveres de uso policial desde los años 1950 hasta los años 1980.
A pesar de su nombre, su diámetro es de .357 pulgadas. Este calibre es semejante al otro .357 Magnum; excepto en la longitud de su vaina que es 2 mm menor que en el Magnum, y por lo tanto su potencia es también menor por contener menos pólvora. Debido a la semejanza de ambos calibres, los cartuchos .38 special se pueden utilizar en revólveres magnum, pero no al revés. Es común que los usuarios de los revólveres del .357 Magnum prefieran sustituir el calibre Magnum por el .38 Special en su arma, debido a su menor retroceso y su estampido más suave. Su tambor podia cargar 6 proyectiles. 

2. Revolver Colt Official Police
Introducido en el mercado de armas de fuego en 1927, el Colt Official Police es un revolver de tamaño mediano, de seis tiros, doble acción que emplea el cartucho .38 Special, y fue fabricado por la empresa Colt con cañones de diferentes longitud. El mercado buscado fue las diversas policías y se convirtió en una de las mejores armas de fuego la policía de venta de todos los tiempos. Para la década del 50 ejemplificó al armamento típico del policía. También, fue utilizado por EE.UU. y varias fuerzas militares aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

3. Subfusil PPSh-41
El PPSh-41 (Pistolet-Pulemyot Shpágina PSh-41) fue un subfusil automático fabricado por la Unión Soviética a partir de 1941 y una de las armas de este tipo más producidas en masa durante la Segunda Guerra Mundial.
La necesidad para desarrollar el PPSh se hizo notar durante la Guerra de Invierno contra Finlandia, donde se observó que los subfusiles eran armas sumamente efectivas en combate a corta distancia en bosques o zonas urbanas. El arma fue desarrollada a mediados de 1941 y producida en una red de fábricas de Moscú, en las cuales miembros de alto rango del Partido Comunista respondían directamente por obtener las metas de producción. Unos cuantos centenares de subfusiles fueron producidos en noviembre de 1941 y otros 155.000 fueron producidos en los cinco meses siguientes. Para la primavera de 1942, las fabricas apenas producían 3000 subfusiles PPSh al día.
El PPSh-41 es un clásico ejemplo de diseño adaptado para la producción en masa (otros ejemplos de diseños para tiempo de guerra son el M3, el MP40 y el Sten). Sus piezas (excepto el cañón), podían ser producidas por trabajadores con poca experiencia empleando las herramientas y maquinarias disponibles en un taller automotriz o de hojalatería, haciendo que los trabajadores con más experiencia estén disponibles para otras tareas. El PPSh-41 tenía 87 piezas, en comparación a las 95 del PPD, pudiendo ser construido en 7,3 horas frente a las 13,7 horas de un PPD.
En combate, el PPSh demostró ser un arma durable y con poca necesidad de mantenimiento, con una cadencia de 900 disparos/minuto. Tenía un tosco freno de boca para aminorar su elevación al disparar, así como un cajón de mecanismos abisagrado para facilitar su desarme y limpieza del cañón en el frente.
Se produjeron más de 6 millones de estos subfusiles hacia el final de la guerra. Los soviéticos frecuentemente armaban regimientos e incluso divisiones con este subfusil, otorgándoles una gran potencia de fuego a corta distancia. Aunque los cargadores curvos de 35 balas estaban disponibles a partir de 1942, el soldado promedio prefería tener un tambor de gran capacidad como cargador inicial del arma. El tambor del PPSh-41 era una copia del tambor del subfusil finlandés Suomi M31, que tenía una capacidad de 71 cartuchos, pero en la práctica era frecuente que ocurran problemas de alimentación al emplearse 65 cartuchos o más. La dotación estándar probablemente era de un tambor y varios cargadores curvos, cuando estos estuvieron disponibles.
El PPSh-41 fue por antonomasia el subfusil del Ejército Rojo. De esta arma se fabricaron millones de unidades y estuvo en servicio hasta el final del conflicto. La fabricación era extremadamente espartana, aunque el arma, a pesar de ello, fue siempre fiable, incluso a bajísimas temperaturas. Fue diseñado por Georgi Shpagin como una alternativa barata al subfusil PPD-40, que era caro y tomaba tiempo en construirse. El PPSh funcionaba mediante retroceso de masas, era alimentado mediante un cargador o un tambor, empleando el cartucho 7,62 x 25 Tokarev. Era fabricado con chapa de acero estampada para facilitar su producción, mientras que su cañón con ánima y recámara cromadas lo hacía un arma muy resistente en combate. En 1941, cuando había mayor necesidad de armas, se produjeron muchos cañones cortando a la mitad los de los viejos fusiles Mosin-Nagant de 7,62 mm para obtener los de los PPSh-41.
Algunos de los problemas del PPSh-41 eran la dificultad de recarga, la tendencia de sus tambores a bloquearse (resuelta por los cargadores curvos) y el alto riesgo de disparos accidentales al caer o ser golpeado - este último siendo una falla común a todos los subfusiles que disparan a cerrojo abierto. A pesar de estos problemas, el PPSh-41 era apreciado por los soldados soviéticos debido a su poco retroceso, fiabilidad y letalidad a corta distancia. El PPSh-41 empleaba el mismo cartucho que la pistola Tokarev TT-33.
Los soldados alemanes, en muchas ocasiones, preferían emplear los PPSh-41 que capturaban al enemigo. Esto se debía en gran parte a la mayor capacidad del cargador; además, el subfusil disparaba sin problemas incluso los cartuchos de la pistola Mauser C96, idénticos en dimensiones a los 7,62 x 25 Tokarev, aunque un poco menos potentes. Algunos PPSh-41 capturados fueron recalibrados para disparar los cartuchos 9 x 19 y poder emplear el cargador del MP40, con la denominación de MP41(r). Los PPSh-41 capturados que no fueron recalibrados recibieron la denominación MP717(r) y fueron suministrados con cartuchos 7,63 x 25 Mauser. El PPSh-41 fue sustituido por el fusil de asalto AK-47, de calibre 7,62 x 39 mm, a partir de 1949.

4. Fusil M1 Garand
El fusil M1 Garand (formalmente Fusil de los Estados Unidos, Calibre .30-06, M1) fue el primer fusil semiautomático de los Estados Unidos que llegó a ser un fusil común para la infantería. Oficialmente reemplazaba al Springfield 1903 como fusil en servicio en 1936, hasta que fue reemplazado por el M14, que derivaba del M1, en 1957.
Fue utilizado intensivamente en la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Corea y en menor medida en la Guerra de Vietnam. Fue usado primariamente por Estados Unidos, pero también en otros países. Continúa siendo utilizado en equipos de entrenamiento militar y es una arma de fuego civil popular.
Especificaciones:  
Diseñada 1924
Fabricante Springfield Armory, Winchester, Beretta, International Harvester
Producida 1936
Cantidad 5,4 millones aprox.
Peso 4,3 kg
Longitud 1100 mm
Longitud del cañón 610 mm
Munición .30-06 (7,62 x 63)
Calibre 7,62 mm
Sistema de disparo Recarga accionada por gas, cerrojo rotativo
Alcance efectivo 550 m
Cargador interno fijo, alimentado con un peine en bloque de 8 balas

5. Fusil Mosin Nagant M91/30
El Mosin-Nagant es un fusil militar accionado por cerrojo, con cargador de cinco cartuchos, que fue utilizado por las fuerzas armadas de la Rusia Imperial y más tarde la Unión Soviética y diversas naciones del bloque oriental.
Fue el primero en utilizar munición 7,62 x 54 R. Estuvo en servicio de diversas formas desde 1891 hasta la década de 1960 en muchas naciones de Europa oriental, siendo finalmente reemplazado en su última función como un fusil de francotirador por el SVD. El Mosin-Nagant aún se puede encontrar en uso como fusil de servicio en muchos ejércitos modernos y conflictos armados, debido a su gran resistencia y amplio suministro producido durante la Segunda Guerra Mundial.
Estos fusiles fueron reutilizados y modificados en varias ocasiones y sirvieron como fusil de entrenamiento durante los años 1960 y 1970. Muchos de esos fusiles fueron producidos localmente en los años de la posguerra.
Debido a las experiencias durante la Guerra Ruso-turca, en la que las tropas rusas iban armadas con fusiles monotiro Berdan, Karle y Krnka frente a los turcos con fusiles de repetición Winchester, la Administración Principal Rusa de Artillería emprendió la tarea de producir una arma alimentada por cargador de varios disparos en 1882. Sin poder modificar adecuadamente el Berdan para solucionar los requisitos se formó una Comisión especial para pruebas de fusiles de cargador para realizar pruebas a nuevos diseños como el Mauser, Lee-Metford y Lebel.
Un joven capitán llamado Sergei Ivanovich Mosin presentó su fusil de calibre de 3 líneas (una medida antigua rusa, 3 líneas son igual a 0,3 pulgadas o 7,62 mm) en 1889 junto al diseño de 3 líneas del belga Léon Nagant. Cuando los ensayos acabaron en 1891, todas las unidades que probaron los fusiles indicaron su preferencia por el diseño de Nagant y la Comisión votó a su favor por 14 votos contra 10. Sin embargo, algunos individuos influyentes apostaron por el diseño nacional, dando por resultado un compromiso: el fusil de Mosin utilizaría el sistema de alimentación diseñado por Nagant. De este modo, el Fusil de tres líneas, Modelo 1891 vio creada designación oficial entonces. La producción comenzó en 1892 en las fábricas de artillería de Tula, Izhevsk y Sestroryetsk. Debido a la limitada capacidad de producción de estas instalaciones, se realizó un pedido de 500.000 armas a la compañía francesa Manufacture Nationale d'Armes de Châtelleraut. En el momento de la Guerra Ruso-japonesa, en 1904, se habían entregado aproximadamente 3.800.000 fusiles al ejército.
Entre 1891 y 1910 se crearon variantes y modificaciones en los fusiles ya existentes, incluyendo el cambio de la mira, un cerrojo reforzado debido a la adopción de una bala de 147 granos, la eliminación del acero detrás de la guarda del gatillo, cambios en el cañón, el reemplazo del sistema de la bandolera y se le agregó un guardamanos.
Con la entrada de Rusia en la Primera Guerra Mundial, la producción fue restringida a los modelos M1891 dragón e infantería por motivos de simplicidad. Debido a la escasez y los retrasos de la industria nacional, el gobierno ruso realizó un pedido de 1,5 millones de fusiles de infantería M1891 a Remington Arms y otros 1,8 millones a New England Westinghouse. Grandes cantidades de Mosin-Nagant fueron capturadas por fuerzas alemanas y austrohúngaras y fueron utilizados en ambas fuerzas en la retaguardia y la armada alemana. Muchas de esas armas austríacas fueron vendidas a Finlandia en los años 1920.
Durante la Guerra Civil Rusa las versiones de infantería y dragón estaban en producción, aunque en cantidades muy reducidas. Tras la victoria del Ejército Rojo un comité fue establecido en 1924 para modernizar el fusil, que ya llevaba tres décadas de servicio. Esto condujo al desarrollo del Modelo 1891/30 basado en el diseño original de la versión dragón. Antes de 1945 se habían producido 17.475.000 fusiles M1891/30.
El Mosin-Nagant fue adaptado como fusil de francotirador en 1932 y fue entregado a los francotiradores soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial. Sirvió con bastante distinción en la Batalla de Stalingrado, donde se hizo famoso junto al francotirador Vasili Záitsev. Entre sus cualidades destacaba su resistencia, fiabilidad, exactitud y facilidad de mantenimiento.
En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética dejó de producir los Mosin-Nagant y los retiró del servicio a favor de las carabinas SKS y finalmente de los fusiles de asalto AK. A pesar de esto, los Mosin-Nagant seguirían siendo utilizados en el Bloque del Este y en el resto del mundo durante varias décadas. Los fusiles y carabinas Mosin-Nagant estuvieron en varios frentes de la Guerra Fría, desde Vietnam, Corea hasta Afganistán.
Con la influencia de Rusia, y posteriormente de la Unión Soviética, en la Europa del Este, no sorprende la aparición de fusiles Mosin-Nagant en las Guerras de los Balcanes y en los ejércitos de varios países tras la Segunda Guerra Mundial, como Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia y Rumanía.
Los fusiles fueron reutilizados y modificados en varias ocasiones y sirvieron como fusil de entrenamiento durante los años 1960 y 1970. Muchos de esos fusiles fueron producidos localmente en los años de la posguerra.China comenzó la producción de la versión de carabina M1944 del Mosin-Nagant en 1953, con la denominación de Tipo 53. Es posible que la maquinaria para la producción fuera proporcionada por la Unión Soviética a comienzos de los años 1950. Se diferencian poco con las contrapartidas soviéticas. Aunque fue sustituido en 1957, la carabina Tipo 53 continuó en servicio en las milicias provinciales hasta los años 1970 y posteriores.

6. Carabina  M1 
La Carabina M1 es una carabina ligera semiautomática, fue un arma estándar del Ejército de los Estados Unidos durante la II GM y la Guerra de Corea, siendo producida en diferentes versiones. Fue ampliamente utilizada por fuerzas armadas estadounidenses, extranjeras y paramilitares, siendo al mismo tiempo una popular arma civil. Las versiones con selector y capacidad de fuego automático de esta carabina son denominadas Carabina M2. La Carabina M3 era una M2 equipada con una mira telescópica infraroja activa. El fusil M1 Garand del Ejército de los Estados Unidos fue originalmente desarrollado para utilizar el cartucho .276, pero esta característica de diseño fue descartada a comienzos de los años 30. Eventualmente, el fusil M1 sería calibrado para utilizar el mismo cartucho estándar de otras armas de la época, tales como el fusil Springfield 1903, el BAR y las ametralladoras M1917/M1919. Esto dejó al Ejército sin el fusil ligero y manejable que estaba buscando. Sumándose a las lecciones aprendidas durante guerras anteriores, la observación de otros conflictos durante los años 30 y el descontento producido por los subfusiles y fusiles existentes finalmente condujeron al desarrollo de la carabina M1. 
Las tropas de retaguardia, paracaidistas o tropas de primera línea que debían cargar otros equipos (como los médicos, ingenieros y sirvientes de morteros) consideraban a los fusiles estándar demasiado voluminosos, mientras que las pistolas o revólveres eran poco precisos y potentes. Los subfusiles como el Thompson tenían potencia más que suficiente para combates a corta distancia, pero no tenían suficiente alcance efectivo y eran más difíciles de transportar o mantener que los fusiles en servicio (como el Springfield 1903 y el M1 Garand). 
Los mismas consideraciones se aplicaban para las tropas aerotransportadas, un concepto que aún estaba siendo evaluado en aquel entonces. Antes del desarrollo y distribución de subfusiles tales como el M3, un subfusil como el Thompson era mucho más costoso que la mayoría de pistolas y fusiles de la época. El Garand, recién entrado en servicio, era tan pesado y voluminoso como otros fusiles en servicio. Se decidió que era necesario un nuevo tipo de arma para estos papeles. Mientras que el alcance efectivo de una pistola es de 46 m y el de los fusiles es de varios cientos de metros, se requirió que el alcance de la nueva arma sea de 274 m. 
Se pensó en una versión carabina del Garand, pero el cartucho de este fusil demostró ser demasiado potente. Lo que se buscaba era un arma más ligera y maniobrable que el Garand, con menos retroceso, pero al mismo tiempo mayor alcance, precisión y poder de parada que las pistolas Colt M1911 que estaban en servicio. La Carabina M1 fue diseñada para ser utilizada por soldados que requerían un arma defensiva más ligera y compacta, así como por soldados cuya arma principal no sea un fusil. 
En 1938, el Jefe de Infantería ordena al Departamento de Armamentos que desarrolle un fusil ligero o carabina, aunque la desgnación oficial del tipo de arma no fue aprobada hasta 1940. Esto condujo en 1941 a una competencia entre los principales fabricantes y diseñadores de armas de los Estados Unidos. 
La compañía Winchester no envió su diseño, al hallarse más concentrada en perfeccionar el Fusil Militar Winchester calibre .30-06 (7,62 x 63). Este fusil surgió como un diseño de Jonathan "Ed" Browning, medio hermano del famoso diseñador de armas John Browning. Un par de meses tras la muerte de Ed Browning en mayo de 1939, la Winchester contrató al ex-presidiario David M. "Carbine" Williams, que había diseñado un sistema recuperador de gases con mecanismo de pistón de recorrido corto mientras cumplía una condena por asesinato. La Winchester esperaba que Williams fuese capaz de completar varios diseños inconclusos de Ed Browning. El primer cambio que hizo Williams al diseño original fue la incorporación de su sistema recuperador de gases. Tras las pruebas con fusiles semiautomáticos efectuadas por los Marines en 1940, el sistema de cerrojo oscilante de Browning fue considerado poco resistente a la arena. Como resultado, el fusil fue rediseñado para emplear un cerrojo rotativo y pistón como los del Garand. 
Los prototipos de la carabina US M1 fueron calibrados para un nuevo cartucho, el .30 M1 (7,62 x 33). Este es un cartucho calibre 7,62 mm más pequeño y ligero, muy diferente en diseño y rendimiento del .30-06 empleado por el Garand. 
El cartucho .30 Carbine era uno intermedio tanto en velocidad como energía de boca. Es en esencia una versión sin pestaña del obsoleto .32 Winchester Self-Loading. Tiene una bala de 7 gramos con punta redondeada, en contraste con las balas del tipo "spitzer" empleadas en la mayoría de cartuchos para fusil de la época. Desde el cañón de 460 mm de la carabina M1, el cartucho .30 Carbine producía una velocidad de boca de 600 m/s, una velocidad intermedia entre la de los subfusiles contemporáneos (300-500 m/s) y los fusiles y ametralladoras ligeras (aproximadamente unos 700-900 m/s) . Por ejemplo, el subfusil M3 calibre .45 ACP tiene una velocidad de boca de 280 m/s; la ametralladora ligera Bren calibre .303 (7,70 x 56 R) alcanza 740 m/s; el fusil M1 Garand disparando el .30-06 (7,62 x 63) tiene una velocidad de boca de 850 m/s. Dentro del alcance máximo de 274 m de la carabina M1, su bala tiene la misma energía de boca que una bala de pistola como la 8 mm Nambu. La bala tiene un descenso significativo a partir de 180 m. 
Para mayo de 1941, el peso del prototipo del fusil había sido reducido a unos 3,4 kg. La Winchester contactó al Departamento de Armamentos para que examine su diseño, creyendo que este podía convertirse en una carabina que pesase entre 2 y 2,2 kg. La respuesta del Mayor René Studler no se hizo esperar: ordenó un prototipo de carabina en el menor tiempo posible. 
El primer modelo fue desarrollado en 13 días por William C. Roemer y Fred Humeston. Se ensambló a partir del gatillo y sistema de acerrojado de un fusil Winchester M1905. El prototipo fue un éxito imediato entre los observadores del Ejército. Luego de las pruebas iniciales del Ejército en agosto de 1941, la Winchester procedió a desarrollar una versión más refinada. Esta compitió contra otras carabinas en septiembre del mismo año, siendo la Winchester notificada sobre su victoria un mes más tarde. Su estandarización como Carabina M1 fue aprobada el 22 de octubre de 1941. Contrariamente a la creencia popular, Williams tuvo muy poco que ver con el desarrollo de la carabina, a excepción de su sistema recuperador de gases con pistón de recorrido corto. De hecho, Williams creó un diseño propio aparte de los otros diseñadores de la Winchester. El diseño final de su carabina solo estuvo listo para ser probado en diciembre de 1941, dos meses después que la carabina Winchester M1 había sido adoptada y clasificada. Ninguna de las características adicionales del diseño de Williams fueron incorporadas a la producción posterior de la M1. 
La carabina M1 fue diseñada principalmente para ofrecer a las tropas de retaguardia y a las de enlace un arma defensiva mejor que una pistola o un subfusil, con gran precisión y alcance, pero sin el retroceso, costo o peso de un fusil de infantería. También era más sencilla de disparar para los soldados con poca experiencia y personas de baja estatura que los fusiles de infantería calibre 7,62 mm de la época. La carabina les era más conveniente de portar a los oficiales, suboficiales o especialistas cargados de armas, binoculares, radios u otros equipos. Los tanquistas, choferes, sirvientes de artillería, sirvientes de mortero y demás personal iban equipados con la carabina M1 en lugar del grande y pesado Garand. Al mismo tiempo, se desarrolló una versión con culata plegable de la carabina M1 a pedido de las tropas aerotransportadas, que necesitaban un arma ligera y compacta. Las primeras carabinas M1 fueron distribuidas en 1942, teniendo prioridad inicial aquellas destinadas al Frente de Operaciones Europeo. 
La M1 y su cartucho de potencia reducida nunca fueron ideados para el rol de arma principal de infantería, tampoco siendo comparables a los poderosos fusiles de asalto desarrollados a fines de la guerra. A pesar de esto, la carabina fue rápidamente suministrada a oficiales de infantería, sirvientes de ametralladoras, paracaidistas y otras unidades de primera línea. Su reputación en combate era variable. Algunos soldados y Marines, especialmente aquellos que no empleaban un fusil como arma principal, preferían la carabina al Garand debido a su reducido tamaño y peso. La carabina tuvo una muy buena aceptación por parte de las tropas aerotransportadas, que fueron equipadas con la versión M1A1 con culata plegable. Como la M1 solo empleaba cartuchos con fulminantes no corrosivos, esto fue una verdadera bendición para las tropas y personal que servían en el Frente del Pacífico, donde la corrosión del cañón era un problema significativo, aunque no tanto en Europa, donde algunos soldados reportaron fallos de ignición debido a fulminantes defectuosos. 
En el Frente del Pacífico, los soldados y guerrilleros que operaban en las densas junglas y solamente tenían enfrentamientos ocasionales con el enemigo, por lo general apreciaban la carabina debido a su ligereza y precisión. Pero los soldados y Marines que sostenían a diaro frecuentes enfrentamientos (en especial aquellos que sirvieron en las Filipinas), hallaron que la carabina tenía insuficiente poder de parada y penetración. Empezaron a aparecer reportes sobre soldados japoneses que recibían varios disparos en el pecho y en el cuerpo, pero sin efectos inmediatos visibles. Como en el caso del .45 ACP, algunos soldados observaron que el cartucho .30 Carbine era incapaz de penetrar árboles pequeños y otras coberturas selváticas ligeras. Puestos al corriente de estos inconvenientes, el Ejército Estadounidense, el equipo de la Comandancia de Materiales del Pacífico y la fábrica de armas ligeras de Aberdeen continuaron trabajando en versiones acortadas del Garand durante la guerra, a pesar que ninguna de ellas fue adoptada oficialmente. 
Inicialmente se planeó que la carabina M1 tuviera capacidad de fuego selectivo, pero finalmente se decidió producirla sin esta característica. La capacidad de fuego automático fue incluida en el diseño de la M2 (una versión mejorada de la M1, con fuego selectivo), introducida en 1944. 
La carabina M2 continuó siendo utilizada en la Guerra de Corea. Como ya se mencionó, la M2 tenía un selector que le permitía disparar en modo automático (con una cadencia de 850-900 disparos por minuto) y un cargador de 30 cartuchos. En Corea, todas las versiones de la carabina M1/M2 rápidamente adquirieron una pésima reputación debido a que se trababan en condiciones meteorológicas de frío extremo, principalmente a causa de un inadecuado retroceso del cerrojo y a muelles recuperadores gastados. Una evaluación oficial del Ejército Estadounidense de 1951 registró los problemas causados por el frío, así como reportes de soldados que resaltaban la incapacidad del arma para detener a soldados chinos y norcoreanos vestidos con gruesos abrigos, tras varios disparos a corta distancia. 
La M2 fue nuevamente suministrada a algunas tropas estadounidenses en Vietnam, especialmente a las unidades de reconocimiento y a los asesores militares como un arma estándar sustituta. Estas armas fueron reemplazadas por el M16 a fines de los años 60, siendo muchas carabinas M1, M2 y M3 entregadas al Ejército Sudvietnamita. 
La carabina M1/M2 fue finalmente reemplazada por el fusil M16 a mediados de los años 60. Las carabinas M1/M2/M3 fue la más ampliamente producida familia de armas militares estadounidenses por varias décadas, siendo la mayoría de ellas la versión M1.
Especificaciones: 
Tipo: Carabina semiautomática/automática 
Origen: Estados Unidos 
Estado: En servicio Julio 1942–1960s (EE.UU.) 
Diseñada: 1938–1941 
Fabricante: Contratistas militares, copias 
Producida: Septiembre 1941 – Agosto 1945 
Cantidad: 6,25 millones aprox. 
Variantes: M1A1, M1A3, M2, M3 
Peso: 2,36 kg (descargada) 
Longitud: 904 mm 
Longitud del cañón: 458 mm 
Munición: .30 Carbine (7,62 x 33) 
Calibre 7,62 mm 
Sistema de disparo: recarga accionada por gas 
Cadencia de tiro: Semiautomática (M1/M1A1) 800-900 disparos/min (M2/M3) 
Alcance efectivo: 274 m Cargador: extraíble de 15 o 30 proyectiles.

7. Avión Lockheed U-2
El Lockheed U-2, apodado "Dragon Lady", es un avión de vigilancia a gran altitud, monomotor y monoplaza, usado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) y previamente por la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Realiza misiones de vigilancia todo tiempo a altitudes superiores a 21.000 m. El avión también hace tareas de investigación y desarrollo de sensores electrónicos, calibración de satélites y validación de datos de satélites.
A comienzos de la década de 1950, con las tensiones de la Guerra Fría aumentando, las fuerzas armadas estadounidenses necesitaron mejorar el reconocimiento estratégico para determinar las capacidades e intenciones de la Unión Soviética. Los aviones de vigilancia de ese momento eran principalmente bombarderos reconvertidos, pero eran vulnerables al fuego antiaéreo y los cazas. Se pensaba que un avión que volase a más de 21.000 m no sólo estaría fuera del alcance de los misiles y cazas soviéticos, sino que también fuera del alcance de los radares. Esta capacidad permitiría misiones de sobrevuelo, violando intencionadamente el espacio aéreo de un país para realizar fotografía de una zona específica.
La Fuerza Aérea dio contratos a Bell Aircraft, Martin Aircraft y Fairchild Engine and Airplane para desarrollar propuestas para un nuevo avión de reconocimiento. Los directivos de Lockheed Aircraft Corporation estudiaron el proyecto y pidieron al ingeniero aeronáutico Clarence Johnson que se acercase con un diseño. Johnson era un diseñador brillante, responsable del P-38 Lightning y el primer caza de reacción estadounidense, el P-80. Además, era conocido por completar los proyectos a tiempo y trabajaba en una división de la empresa conocida humorísticamente como Skunk Works.
El diseño de Johnson, denominado CL-282, unía las alas de envergadura grande del tipo planeador con el fuselaje del F-104 Starfighter. Para ahorrar peso, su diseño no llevaba un tren de aterrizaje convencional, sino que despegaba desde una plataforma móvil y aterrizaba con patines. El diseño fue rechazado por la USAF, pero llamó la atención de varios civiles de la comisión de revisión, en especial a Edwin Land, inventor de la fotografía instantánea. Land le ofreció la propuesta al director de la CIA Allen Dulles para que su agencia utilizara el avión. Tras un encuentro con el presidente Eisenhower, Lockheed recibió un contrato de 22,5 millones USD para los primeros 20 aviones. El diseño fue renombrado como "U-2", cuya U hacía referencia a la designación imprecisa de "utilitario".
El U-2 realizó su primer vuelo el 1 de agosto de 1955, aunque en principio sólo tenía previsto realizar rodaje a alta velocidad. Las alas realizaban una sustentanción tan eficiente que al alcanzar los 70 nudos (130 km/h) el avión comenzaba a elevarse.1 La empresa Polaroid desarrolló la óptica de una cámara de formato grande que utilizaría el U-2. Las nuevas cámaras podían proporcionar una resolución de 76 cm a una altitud de 18.288 m.1
El diseño único que le daba al U-2 sus prestaciones extraordinarias también lo hacía uno de los aviones más difíciles de pilotar. Estaba diseñado y fabricado para conseguir una estructura ligera, dando como resultado un avión con poco margen para el error.
El alargamiento alar del U-2 le confería algunas características de los planeadores, con una relación sustentanción-resistencia estimada de 20:1. Para mantener su techo de vuelo de 21.336 m, los modelos U-2A y U-2C debían volar a una velocidad cercana a la máxima. Sin embargo, la velocidad de entrada en pérdida a esa altitud era sólo de 18 km/h menor que la velocidad máxima. Durante el 90% de una misión típica, el piloto del U-2 estaría volando a sólo 9 km/h de una entrada en pérdida, lo que constituía una disminución de la altitud inaceptable y, en consecuencia, la posible detección, además de un daño potencial al intentar recuperarse de cualquier tipo maniobra excepcional.1
La envergardura larga y sus características similares a las de un planeador, también hacía que el U-2 fuese sensible a los vientos cruzados. Esta sensibilidad y la tendencia del avión a flotar sobre la pista dificultaba notablemente el aterrizaje. En lugar de un tren de aterrizaje convencional de triciclo, el U-2 utiliza una configuración de bicicleta, con un grupo de ruedas localizadas detrás de la cabina y el otro grupo detrás del motor. Para mantener el equilibrio y realizar el rodaje, se le añadía dos ruedas auxiliares, denominados "saltadores", instaladas por la tripulación de tierra en la zona central de las alas. Los saltadores se desprendían de las alas sobre la superficie de la pista de despegue cuando el avión se elevaba. La tripulación de tierra recogía los saltadores y los volvía a instalar cuando el U-2 aterrizaba. Los patines de titanio situados en las puntas de las alas, protegían la parte inferior del ala.
Debido a su misión a grandes altitudes, el piloto debía llevar un equivalente a un traje espacial. El traje suministraba el oxígeno al piloto y servía como protección en caso de una pérdida de presurización de la cabina. Para impedir la hipoxia y reducir la posibilidad de síndrome de descompresión, los pilotos llevaban el traje y comenzaban a respirar oxígeno una hora antes del despegue, para eliminar el nitrógeno de la sangre.
Aunque tanto la USAF como la Armada utilizarían el U-2, se trataba originalmente de una operación de la CIA. Debido a las implicaciones políticas de un avión militar sobrevolando el espacio aéreo de un país, sólo el U-2 de la CIA llevó a cabo estas operaciones. Los pilotos debían dimitir de sus cargos militares antes de unirse a la CIA como civiles, un proceso conocido como sheep diping.
El avión llegó a la atención pública cuando el piloto Francis Gary Powers fue derribado sobre territorio soviético el 1 de mayo de 1960, conocido como Incidente del U-2. 
El avión continuó en servicio durante más de 50 años a pesar de la llegada de los satélites de vigilancia. La ventaja del avión sobre los satélites es su capacidad de vuelos directos al objetivo en momentos imprevisibles. La producción del avión se reinició en los años 1980. Duró más que su reemplazo, el SR-71, que fue retirado en 1998. Sin embargo, el Congreso ha retrasado los intentos de retirar el modelo U-2S ya que no existe otro sistema que pueda reemplazar la capacidad de este avión.
Especificaciones:
Tripulación: 1 piloto
Longitud: 19,2 m
Envergadura: 31,4 m
Altura: 4,88 m
Superficie alar: 92,9 m²
Peso vacío: 6.760 kg
Peso máximo al despegue: 18.100 kg
Planta motriz: 1× Turbofán General Electric F118-101.
Empuje normal: 84,5 kN (19.000 lbf) de empuje.
Alargamiento alar: 10,6
Velocidad máxima operativa (Vno): 805 km/h
Velocidad crucero (Vc): 690 km/h
Alcance: 10.300 km
Techo de vuelo: 21.300+ m

Fuentes: Wikipedia.org, imfdb.oprg y blog Armas y Cine

No hay comentarios:

Publicar un comentario